fbpx

Ashes To Life: jabones ecológicos de ceniza que devuelven la vida a los bosques quemados

El cambio climático está amplificando la incidencia de los incendios forestales, provocando que miles de bosques de todo el planeta queden reducidos a ceniza cada verano. Su impacto ecológico es considerable, ya que se destruye la biodiversidad, aumenta la desertificación, disminuye la calidad de las aguas, por no mencionar que recuperar estas zonas puede llevar décadas.

Pero la subida de temperaturas y sequías prolongadas hace que la temporada de incendios no se limite sólo a verano, sino que se adelante a la primavera y alargue en otoño.  Son los llamado superincendios, una nueva generación de incendios de alta intensidad, que únicamente podrán apagarse cuando cambien las condiciones meteorológicas o cuando lleguen a una zona con vegetación menos inflamable.

En esta situación, encontrar soluciones para hacer menos vulnerables los paisajes al fuego o promover la gestión forestal colectiva son algunas de las medidas preventivas más importantes.

Los grandes incendios no se apagan con agua, sino con gestión forestal y planificación territorial. Solo reduciendo la vulnerabilidad del paisaje a la propagación de las llamas evitaremos que los grandes incendios forestales devoren comarcas enteras.
WWF España

El gran problema de los incendios en un país como España donde el fuego arrasa miles de hectáreas cada verano, ha impulsado a los creadores del proyecto Ashes To Life  a encontrar una forma de paliar los efectos producidos por los incendios.

Despúes de mucha investigación, su equipo de expertos dio con una manera de reutilizar las cenizas generadas por estos incendios para fabricar jabones ecológicos. Los beneficios obtenidos a través de la venta están destinados para repoblar los bosques quemados.

proceso de restauración medioambiental

Un proyecto de economía circular para dar nueva vida a los bosques

Ashes To Life ha nacido como un proyecto para devolver la vida a los bosques dañados por los incendios a partir de sus propias cenizas. Su equipo liderado por Alejandro de Antonio, Creativo Publicitario que ha trabajado para marcas internacionales, pretende desarrollar un proyecto de investigación medioambiental innovador que permita reutilizar las cenizas de los árboles quemados para transformarlas en productos de alta cosmética ecológica y accesorios. Para ello, destinan un 10% de la facturación al desarrollo del proyecto medioambiental Ashes To Life Project. 

Considero que los productos, además de satisfacer las necesidades para los que son creados, pueden también ser excelentes vehículos de sensibilización y transformación social. Por ello hemos puesto en marcha un modelo de economía circular y solidaria que sirve además para sensibilizar a la población sobre el problema global que suponen los incendios forestales. Como consumidor, al adquirir los productos ecológicos Ashes To Life estás contribuyendo al desarrollo de un proyecto de investigación medioambiental que tiene como objetivo la restauración ecológica de esos bosques que han sufrido incendios.
Alejandro de Antonio

El objetivo del proyecto es desarrollar un Protocolo de Restauración Ecológica para bosques que han sufrido incendios con la participación de científicos, administraciones, ONG, empresas y otros grupos de interés.

La restauración ecológica de los bosques que han sufrido incendios contribuye, entre otras cosas, a mejorar la calidad de vida de las comunidades locales, permitiendo recuperar espacios de uso y disfrute, así como potenciando actividades económicas vinculadas a esos ecosistemas.

El cambio climático es una realidad y no basta con hablar de ello. Todos debemos pasar a la acción. Los bosques, juegan un papel fundamental en este escenario y son indispensables para nuestra supervivencia. Invertir en su cuidado es garantizar el futuro de todos.
Alejandro de Antonio

Sostenibilidad – cenizas reutilizadas, trazabilidad, ingredientes naturales


Planeta

El proyecto ha recibido el apoyo y asesoramiento de expertos de la economía circular, lo que ha ayudado a esta innovadora empresa a crear las bases de un modelo de negocio sostenible y comprometido con el medio ambiente. Esto se reflecta sobre todo en en el amplio plan de acción que hay detrás del proceso de restauración medioambiental con el que pretenden:

  1. Crear un diagnóstico específico de las necesidades en cada bosque quemado y desarrollar la metodología óptima para extraer una porción de cenizas sin que esto afecte a la regeneración del entorno.
  2. Certificar la ceniza y homologarla para su uso en cosmética.
  3. Elaborar y posteriormente comercializar productos fabricados con esa misma ceniza con los que obtener fondos para contribuir a la posterior regeneración de los bosques a través del Protocolo de Restauración.
  4. Desarrollar un Protocolo de Restauración Ecológica de bosques quemados y ponerlo en práctica mediante los fondos obtenidos a través de la venta de esos productos.

De esta forma pretenden crear vida, de nuevo, a partir de las propias cenizas.

Un punto a destacar del proyecto es que el cuidado del medio ambiente se tiene en cuenta desde la fase inicial de búsqueda de materias primas. Dado que las condiciones del suelo tras los incendios son muy débiles, Ashes To Life investiga cómo acceder a los bosques que han sufrido incendios sin dañarlos más, retirando solo una pequeña parte de ceniza para la elaboración de sus productos. 

Aparte de su misión de devolver la vida a los árboles dañados por los incendios, este proyecto también puede contribuir a mejorar la limpieza de los bosques, de ahí que las jaboneras de ceniza que realizan se obtienen con las cenizas de restos de podas controladas de montes gestionados de forma sostenible. 

Ingredientes

El ingrediente base de los jabones Ashes To Life es un tipo especial de ceniza de carbón vegetal, apta para la elaboración de cosmeticos. Se trata de un producto 100% natural, altamente poroso y con un elevado contenido en carbono (del orden del 98 %). Este resultado es capaz de absorber toxinas, impurezas u otras sustancias que pueden resultar dañinas y perjudiciales para la piel, ayudando a que quede mucho más sana e hidratada.

Resultando benéfico para acabar con los productos químicos que se encuentran en los poros ya que favorece la exfoliación de las células muertas que hay en la piel, potencia el crecimiento de las células y mejora la flexibilidad y la suavidad de la misma, dejándola mucho más delicada.

Además, al tratarse de un producto microporoso con gran superficie específica, posee altas propiedades de absorción. Su composición y alto poder desintoxicante convierte a la ceniza en un excelente desodorizador, purificador, que ayuda a controlar de forma muy efectiva la humedad de la piel y aporta a la misma las propiedades minerales del vegetal de origen.

Junto con la ceniza, la formulación de los cosméticos ecológicos ha sido enriquecida con otros ingredientes orgánicos y aceites puros que cuentan con certificación ecológica y son de primer prensado.

La compañía se muestra responsable no sólo en cuanto al tipo de materias primas utilizadas, sino también a los tratamientos a los que se han sometido, como por ejemplo el proceso de activación física a través del cual se obtiene la ceniza de carbón vegetal.

El material carbonizado se trata con una mezcla de gases de combustión y vapor de agua a una alta temperatura cercana a los 1000ºC para que se active. A diferencia del proceso convencional de activación química, la técnica de activación a través del vapor posee certificación para su uso en cosmética y garantiza el máximo cuidado de la piel al no contener residuos químicos.

La ceniza de carbón activado que utilizan actualmente en sus cosméticos ecológicos procede de la combustión de cáscaras de cocos, y aporta a la piel tanto sus principios minerales activos como su capacidad exfoliante.

Pero su intención es ir más allá, quieren investigar e incorporar otro tipo de cenizas de origen vegetal para lanzar al mercado nuevos productos, ya que el vegetal de procedencia de la ceniza determina sus propiedades y, consiguientemente, los beneficios que ofrece a la piel.

Elaboración

Todos los jabones de Ashes To Life se elaboran a través de un proceso tradicional llamado saponificación en frío. De esta forma los aceites vegetales no son sometidos a altas temperaturas en ningún momento, lo que asegura que mantengan todas sus vitaminas y poder antioxidante, además de conservar la glicerina generada.

Esto hace que los jabones sean nutritivos e hidratantes para la piel, a diferencia de aquellos fabricados por saponificación en caliente (por encima de los 200ºC) que anula por completo cualquier tipo de beneficio para la piel.

En cuanto a su lugar de producción, la compañía asegura que todos sus productos se elaboran artesanalmente en un laboratorio de cosmética ecológica, donde posteriormente se envuelven y etiquetan a mano.

packaging biodegradable

Certificaciones

Ashes To Life gestiona el proceso completo, desde el control de las materias primas, elaboración, diseño y comercialización, utilizando materiales ecológicos, sostenibles y reciclados.

El hecho de poner atención en cada fase del proceso de producción ayuda a la compañía controlar la trazabilidad de toda su cadena. Gran parte de esta labor pasa también por obtener o exigir los certificados necesarios para lograr un impacto medioambiental menor.

La compañía cuenta con el sello de certificación ecológica de la entidad internacional e independiente Bio.inspecta, lo que asegura un mínimo de 95% de ingredientes provenientes de la agricultura ecológica y que su proceso de producción no perjudica al medio ambiente ni a la salud.

Los productos que llevan este sello siguen también la Norma BioVidaSana, certificada por el mismo organismo. Es un sello que promueve valores éticos de producción como el consumo responsable, el comercio justo o la producción artesanal y se caracteriza por su alto grado de transparencia informativa de cara a los consumidores.

Ética


Animales

Ashes To Life es una empresa que apuesta por los derechos y la protección de los animales. Todos los jabones son veganos y no han sido testados en animales.

Objetivo: llevar adelante el proyecto e ir ganando el apoyo necesario

La intención de Ashes To Life es ir más allá, creando nuevos productos cosméticos, de higiene personal, doméstica e industrial que le permitan seguir ayudando a financiar el proyecto de Investigación Medioambiental Ashes To Life Project a fin de restaurar los bosques dañados por los incendios.

Comentarios en Facebook
Planet B - Moda ética, lifestyle sostenible