Vestido estampado de lyocell sostenible SKFK

El vestido de lyocell Izaro de SKFK marca las tendencias de la nueva colección con un diseño que, como siempre, da un empujón a la creatividad. Es un modelo recto, con mangas cortas, que se le puede sacar partido durante la temporada primavera-verano. De largo, queda por encima de las rodillas, tiene el cuello en V y cuenta con bolsillos laterales.

El corte es uno de los favoritos actualmente, ya que disimula la cintura y nos da mucha comodidad y libertad de movimiento. Lo que sí llama la atención es el estampado étnico  que parece inspirado en la imagen de los estratos geologicos.

La sostenibilidad pasa también por comprar prendas verátiles, que se pueden aprovechar en muchas situaciones y este vestido podría adaptarse muy bien a ello. Es un modelo casual que se puede combinar de diferentes formas, sin llegar a ser demasiado formales.

¿De qué está hecho?

El vestido está hecho con una combinación de lyocell 69% y viscosa 31%. Ligero y extremadamente cómodo, el lyocell es una fibra biodegradable hecha de pulpa de madera, obtenida de bosques de eucalipto gestionados de forma sostenible. Las telas Lyocell son fuertes y transpirables, con una buena capacidad de absorción de la humedad.

Bueno para ti

  • Lyocell obtenido de bosques de eucalipto sostenibles
  • Material respetuoso con la piel
  • Fibras suaves y duraderas
  • El lyocell es 50% más transpirable que el algodón

Bueno para el planeta

  • Comercio justo y certificado
  • Trazabilidad huella de carbono
  • Reducción del CO2 en cada paso del proceso de producción
  • Envases biodegradables y compostables
  • Abastecimiento ecológico de energía eléctrica
  • Política de transporte aereo cero

Impacto

El vestido modelo Izaro de SKFK emitió 15,88 kg CO2 eq., 27% menos que el estándar de la industria de 21,75 kg CO2 eq.

Cuidados

La forma en que cuidamos la ropa y la desechamos tiene un impacto significativo en el medio ambiente. SKFK usa etiquetas con recomendaciones de cuidado de prendas de bajo impacto en todos sus productos desde 2018. En el caso de este vestido se recomienda lavarlo del revés en frío, plancharlo a baja temperatura, no utilizar lejía y secarlo al aire en lugar de usar una secadora.

Fotos: SKFK

Comentarios en Facebook
Planet B - Moda ética, lifestyle sostenible