Crea un armario ético y sostenible

No dejes que la perfección sea tu enemiga. Cada pequeño paso en el viaje hacia un vestuario más responsable cuenta.

¿Por dónde empezar?

Quieres hacer que tu armario sea más ético y sostenible, pero ¿por dónde empezar? Lo primero que pensaras es que no puedes permitirte comprar solo ropa de marcas sostenibles caras. La buena noticia es que no tienes que hacerlo. Hay muchas más maneras que te pueden ayudar a hacer un detox de tu armario y que no te costarán nada. Vamos a ver en detalle cuáles son.

Rechaza y reduce

cuida la ropa

Cuida la ropa que tienes

Cuidar la ropa que tienes es lo más básico que puedes hacer para tener un vestuario más sostenible. La ropa que te dura más tiempo significa también más dinero ahorrado. Reparar lo que está roto, lavar a mano las prendas de materiales sensibles, doblar los jerseys pesados en lugar de colgarlos, etc. Si cuidas bien tu ropa la disfrutarás en mejor estado durante más tiempo y no tendrás que reemplazarla con tanta frecuencia.

compra menos 2

Compra menos

Con tantas tiendas fast-fashion que nos atraen con nuevas tendencias y precios baratos es muy difícil resistir a la tentación de no comprar. Ir de compras se ha convertido en una actividad social muy común. Puedes empezar por pedir a tus amigas que te apoyen en tus decisiones. En lugar de ir de tiendas puedes ir por ejemplo a tomar un café. Anular la suscripción a los emails o desafiarte a no comprar nada durante un tiempo podrían ser otras maneras.

minimalismo

Sé minimalista

Ser minimalista te abrirá la puerta a un lifestyle sostenible. Este mindset te ayudará frenar las compras nuevas y hacer una valoración muy responsable de las prendas que realmente necesitas, sin dejar de lado tu estilo y preferencias. Un armario minimalista no significa tener solo un par de vaqueros, tres camisetas y una chaqueta. Es disfrutar de prendas que necesitas o amas, quitando lo que no vale la pena de tu tiempo o espacio físico o mental.

Reutiliza

prestado

Pide prestado

Compartir ropa con la gente de nuestra familia o amigos es una de las mejoras opciones para extender su ciclo de vida. Una buena ocasión son las bodas. ¿Cuántas veces hemos tenido que comprar un vestido nuevo que se usó una sola vez? Una prenda prestada te ayudará no solo a ahorrar dinero, sino también a reducir la demanda de nueva ropa.

alquila

Alquila

El alquiler de ropa es cada vez más popular y es una buena opción, especialmente para ropa que no usarás por mucho tiempo o a menudo, por ejemplo ropa de embarazo, vestidos de fiesta, etc. Aunque implica un impacto ambiental del envío bastante alto (packaging, limpieza y transporte), podría ser una solución al fast-fashion si se usara con moderación.

segunda vida

Dale una segunda vida

Cuando llegue el momento de deshacerte de una prenda, evita que acabe en los vertederos. Si aún está en buenas condiciones, lo mejor es intercambiarla, venderla o donarla a organizaciones benéficas. La ropa y el calzado que han llegado al final de su vida útil, se pueden llevar a los contenedores de reciclaje textil, donde se convertirán en prendas nuevas.

Compra responsable

calidad

Céntrate en la calidad

Compramos nuevas prendas porque son baratas y no nos afecta mucho el presupuesto. El resultado: un armario lleno de cosas que no nos gustan demasiado. Y así seguimos, intentando reemplazar las piezas imperfectas con mejores alternativas para sentir que tenemos suficiente. ¿Cómo rompemos este ciclo? Empezando a elegir mejor! En lugar de cinco camisetas baratas, encuentra una o dos que te gusten para aprovecharlas por mucho tiempo.

second hand

Compra de segunda mano

Otra alternativa que nos ayudaría a cerrar el circulo de la ropa usada y evitar que llegue a los vertederos es de comprar de segunda mano. Encontrar lo que quieres en una tienda vintage puede llevar tiempo, pero a menudo vale la pena el esfuerzo a cambio de conseguir una prenda única. Además es más barato, ahorras recursos que necesitaría una prenda nueva y no apoyas las malas condiciones de trabajo del fast-fashion.

sustainable 2

Apoya las marcas sostenibles

Aunque comprar debería ser la última opción, es mejor apoyar las marcas éticas y sostenibles antes de las compañías fast-fashion. Algunas trabajan en nuevas técnicas de reciclar fibras, como el algodón y el poliéster. Otras se están centrando en nuevos servicios, como el alquiler o devolución de la pieza cuando ya no se quiere usar. Si quieres conocer las marcas éticas y sostenibles de España y en qué se diferencian, mira nuestros análisis.

El poder está en tus manos

Si quieres hacer elecciones de moda más sostenibles, demuestra a las marcas que te importa de qué está hecha tu ropa, elige conscientemente y apoya nuevos modelos que reduzcan el impacto medioambiental. La moda siempre ha sido una forma de mostrar al mundo quién eres. Ahora es el momento de decidir qué quieres que tu ropa diga sobre el tipo de mundo y el futuro al que aspiras.
Planet B - Moda ética, lifestyle sostenible